fbpx
Camp Lejeune US Marine Corp Base Water Contamination Camp Lejeune Veterans Click Here!

Ser atacado y mordido por un perro puede ser una experiencia aterradora y traumática. Aunque los dueños tienen la responsabilidad de mantener a sus perros bajo control, no siempre lo hacen. Y las lesiones, ya sean leves o graves, pueden ser dolorosas y dejar cicatrices permanentes o daños en el tejido en la víctima.

Si el perro de alguien le ha hecho daño a usted o a un ser querido, merece que alguien luche por sus mejores intereses. En Whitley Law Firm, nuestro equipo está comprometido a brindar una representación legal excepcional para los habitantes de Carolina del Norte gravemente heridos. Nuestro objetivo es ofrecer atención compasiva y sincera a cada persona a la que representamos. Esta combinación de habilidad y amabilidad es la base de nuestra práctica y un beneficio único de trabajar con nosotros. Lo llamamos la “Ventaja Whitley”.

Si usted ha sido víctima de un ataque de perro, debería consultar a un abogado de mordedura de perro en Kinston que tenga experiencia en este tipo de casos de lesiones personales. Puede llamarnos al (919) 343-0891 ahora mismo para comenzar.

Daños monetarios en casos de mordedura de perro en Kinston

Nuestros abogados pueden ayudarle a presentar un reclamo o una demanda para recuperar sus pérdidas a raíz del ataque. Los daños recuperables pueden incluir las siguientes categorías:

  • Gastos médicos. Los costos de la ambulancia, las salas de emergencias, la estadía en el hospital, las visitas al médico, la cirugía, la cirugía plástica, la fisioterapia y el manejo del dolor son solo algunos ejemplos de las facturas por atención médica que podrían incluirse en su caso.
  • Gastos médicos continuos. Muchas víctimas de mordedura de perro necesitan tratamiento continuo o de seguimiento. La cirugía de revisión de cicatrices y la fisioterapia pueden ser necesarias para una mejora a largo plazo.
  • Salarios perdidos. Las personas con lesiones graves a menudo se ausentan del trabajo mientras se recuperan. Si no recibió su salario habitual durante ese tiempo, puede agregar los salarios perdidos a su reclamo por mordedura de perro. También puede buscar una compensación por salarios futuros perdidos si no puede trabajar en el mismo trabajo que antes.
  • Dolor y sufrimiento. La experiencia de ser atacado por un perro causa lesiones dolorosas. El malestar puede persistir durante mucho tiempo y causar un gran sufrimiento emocional.
  • Desfiguración y otras pérdidas personales. Muchas víctimas de mordidas de perro quedan con cicatrices en sus caras, manos y brazos. Puede ser angustiante experimentar estos cambios en la apariencia. Otros tipos de daños no económicos pueden incluir dolor crónico, depresión y ansiedad, trastorno de estrés postraumático (TEPT) y la pérdida del disfrute de la vida.

No podemos hablar sobre los tipos exactos o la cantidad de compensación que podría recuperar hasta que hablemos con usted e investiguemos su caso de mordedura de perro en Kinston. Realizamos una investigación exhaustiva de cada reclamo por mordedura de perro que manejamos.

¿Cuándo es responsable el dueño del perro por una mordedura de perro?

Carolina del Norte es un estado estatutario mixto, lo que significa que hay varios factores que un abogado de mordedura de perro en Kinston debe considerar con respecto a la responsabilidad. La responsabilidad estatutaria sostiene que el dueño o cuidador de un perro es estrictamente responsable en un caso de mordedura si el perro:

  • Hirió a una persona o a otro animal doméstico en el pasado.
  • Ha tenido o ha sido entrenado para peleas de perros.
  • Se acercó a una persona, que no estaba en la propiedad del dueño, de manera agresiva.

Incluso si estas condiciones no se aplican al caso, los dueños del perro aún podrían ser considerados responsables. Su abogado necesitaría pruebas de que el perro era peligroso. Quizás el animal había sido etiquetado como peligroso por las autoridades en el pasado. Un abogado podría utilizar esto como evidencia de la negligencia del dueño.

Pero estas leyes no aplican si la víctima de la mordedura de perro estaba invadiendo la propiedad del dueño o si la víctima estaba abusando, acosando, atormentando o provocando de alguna otra manera al perro. Además, la ley tampoco se aplica si la víctima intentaba cometer un delito (como allanamiento de morada) en el momento del ataque.

Demostrando la negligencia si la responsabilidad estatutaria no se aplica

Si no parece haber un caso de responsabilidad estatutaria, la víctima de una mordedura de perro podría ser capaz de demostrar que el dueño fue negligente.

El dueño de un perro que no se considera peligroso o agresivo y que ataca a otra persona puede ser responsable por negligencia si ha incumplido su deber hacia la seguridad de los demás. Esto significa que el dueño del perro no tomó las precauciones de seguridad que un dueño o cuidador responsable habría tomado en una situación similar. Esto a veces puede ser más difícil de demostrar en un tribunal.

En un caso de negligencia per se, el dueño del perro puede ser responsable por los daños causados a una víctima si quebranto otras leyes de control de animales en el Condado de Lenoir, como permitir que un animal deambule libremente.

Dada la complejidad de las leyes relacionadas con las mordeduras de perro en Carolina del Norte, podría ser lo mejor para una víctima contar con un abogado de mordedura de perro en Kinston para que le ayude en el proceso.

Pruebas que podemos utilizar para apoyar su caso contra un dueño de perro negligente

Durante nuestra investigación, recopilaremos pruebas para respaldar su caso, incluyendo:

  • Informes del incidente.
  • Pruebas físicas, como ropa rasgada.
  • Declaraciones de testigos presenciales.
  • Pruebas fotográficas y de video.
  • Historiales médicos.

Lamentablemente, muchas piezas de evidencia valiosa son sensibles al tiempo. Por ejemplo, si existen grabaciones de vigilancia, estas pueden ser sobrescritas en tan solo un mes. Entre más pronto se comunique con un abogado de nuestra firma, más pronto podremos comenzar a recopilar pruebas importantes.

Nuestro equipo ha estado manejando estos casos durante décadas y sabe qué buscar.

¿Qué hacer después de la mordedura de un perro?

Como en cualquier lesión, si fue mordido por un perro, debe atender sus heridas de forma inmediata. Algunas veces las heridas pueden no ser graves, pero en otras ocasiones la mordida puede ocasionar una herida por punción, así como ruptura o desgarro de la piel. Si esta situación ocurre, lo principal es acudir al médico de forma inmediata para tratar cualquier tipo de herida.

Otro aspecto importante, además de atender sus heridas, es reunir la información del accidente. Esta información es esencial para presentar un caso por mordedura y consiste en los datos de contacto del dueño del perro, la información del perro y sus antecedentes, así como datos del seguro del dueño. Estos datos pueden ser recolectados en el momento del accidente. También deberá buscar testigos y grabaciones de seguridad.

Finalmente, cuando esté listo para presentar un reclamo por mordedura de perro, puede contactarnos. En nuestra firma de abogados, le ayudaremos a definir los pasos siguientes que aplican para su caso. Evaluaremos la evidencia para ayudarlo a conseguir una compensación justa que lo respalde y que lo ayude a recuperarse pronto. Después de una mordida de perro, reciba atención médica y prepare su caso para presentar un reclamo.

¿Cuál es el estatuto de limitaciones de Kinston?

Al ser una ciudad de Carolina del Norte, el tiempo límite que aplica para presentar un reclamo por mordedura de perro en Kinston es de 3 años, puesto que se considera el estatuto de lesiones personales. Esto significa que si se busca una compensación por los daños que le dejó el accidente con un perro, solo dispone de este tiempo para tomar acciones legales.

Si este tiempo se acaba y no ha presentado su reclamo contra el dueño del perro, no tendrá otra oportunidad de hacerlo después. Incluso aunque reúna todo tipo de pruebas que le ayuden a demostrar la responsabilidad de la otra parte. Cuando se trata de buscar una compensación por daños, el tiempo es una de las variables más importantes.

Con la ayuda de un abogado de mordedura de perro de nuestro equipo, puede presentar un reclamo al poco tiempo del accidente. Mientras más pronto busque asesoría legal, menos riesgo tiene su caso de que el límite de tiempo se acabe. Recuerde que el plazo comienza a contar a partir del día del accidente, por eso aunque sus heridas tarden en sanar, debe contactar a uno de nuestros abogados cuanto antes.

Cómo un abogado de mordedura de perro de Whitney Law Firm puede ayudar

Una mordedura de perro puede causar lesiones físicas y emocionales graves. Además, el dolor y el sufrimiento que derivan de un ataque de perro no deben subestimarse cuando las cicatrices y posibles daños en el tejido o los ligamentos pueden llevar a un dolor y discapacidad a largo plazo.

En Whitley Law Firm, trabajamos incansablemente para obtener cada dólar de compensación que usted merece por su caso de mordedura de perro. Tratamos a nuestros clientes con cuidado y compasión. Puede llamarnos hoy mismo al (919) 343-0891 para una consulta inicial gratuita. Si ha sido víctima de un ataque de perro, contacte a un abogado de mordedura de perro en Kinston que le ayudará a alcanzar un acuerdo o veredicto que mejore su vida.