CALL TODAY FOR YOUR FREE CONSULTATION

It won’t cost ANYTHING to see if we can help

Available 24/7 (800) 785-5000

 

Parálisis es la pérdida temporaria o permanente de función muscular, que puede o no estar acompañada por una pérdida de sensación en la zona afectada.  Una parálisis localizada ocurre cuando una sección específica del cuerpo se encuentra paralizada, tal como el brazo derecho, típica secuela de un derrame cerebral.  Una parálisis generalizada afecta un área más extensa del cuerpo.  La parálisis es consecuencia de un daño al cerebro y/o a la médula espinal.

Causas de Parálisis

El Servicio Nacional de Salud, el sistema de salud pública más antiguo en el mundo, informa que las cuatro causas más comunes de parálisis son daños cerebrales, lesiones en la médula espinal, accidentes cerebrovasculares, y esclerosis múltiple.

Un accidente cerebrovascular (ACV) limita la circulación sanguínea al cerebro, lo que puede causar daño cerebral.  La parálisis es una de sus consecuencias.  La esclerosis múltiple ocurre cuando el sistema inmunológico erróneamente ataca la fibras de la médula espinal.  Ya que la médula espinal es una parte fundamental del sistema nervioso, su daño puede ocasionar parálisis.

Los traumatismos cerebrales y las lesiones a la médula espinal son principalmente ocasionados por caídas, accidentes automovilísticos, y accidentes de trabajo.  Independientemente del origen de la lesión, un traumatismo en la cabeza o la columna puede repercutir en la habilidad del cerebro o del sistema nervioso para mandar mensajes, y ese daño produce una parálisis.

Clasificación de Parálisis

Las parálisis se clasifican en: monoplejia, hemiplejia, paraplejia y tetraplejia.

Monoplejia es la parálisis limitada a una extremidad o área del cuerpo, a menudo como resultado de una lesión localizada en el sistema nervioso en la parte externa del cerebro o de la médula espinal.  Es el tipo de parálisis más leve, porque no presenta un impedimento para que la persona se haga cargo de sí misma y viva independientemente.

La parálisis en un lado del cuerpo se denomina hemiplejia, y es causada por una lesión en la parte del cerebro que controla los movimientos del lado del cuerpo donde se encuentra el daño.  La hemiplejia no es necesariamente una parálisis completa de una zona del cuerpo o una pérdida sensorial total, pero puede eventualmente derivar en eso.

La paraplejia es una categoría de parálisis que impacta las extremidades inferiores, y puede ser catalogada como completa o incompleta:

  • Una paraplejia incompleta ocurre cuando el daño a la médula espinal no resulta en la pérdida total del movimiento ni la sensibilidad de las extremidades inferiores.
  • Una paraplejia completa es la pérdida de motricidad y sensación en las extremidades inferiores.

Tetraplejia describe una lesión en la totalidad de la médula espinal que produce en la víctima una pérdida completa de sus habilidades motrices y sensoriales en las extremidades.  Es el tipo más serio de parálisis y puede afectar funciones corporales, tal como la respiración.  La persona que sufre este tipo de lesión tiene un riesgo más alto de complicaciones por la incapacidad de movimiento del cuello hacia abajo.